.

.
.

- La gaita que a mi me gusta (16)

Recuerdo por allá en los mediados de los años 80, estaba yo disfrutando con mis sobrinos, una noche gaitera de esas que se vivían hasta el amanecer en La Cervecería 5 de Julio “La casa de los gaiteros”.

Esa noche estaban presentes : “Las estrellas del Zulia”, “Gaiteros de Pillopo” el cual dirigía ese afamado guitarrista Humberto Bracho y contaban en su parte delantera con Ozias Acosta cantando “El Ferry" y a Danelo Badell con su “Polvo virginal”, también estuvo presente el “Gran Coquivacoa" y "Cardenales del Éxito" con “el parroquiano” Astolfo Romero, quienes esa vez llegaron casi al amanecer ya que venían de una actuación de uno de los Clubes petroleros de la Costa Oriental del Lago; entre el público logré divisar, debajo de una mata de mango, de las que había en el patio, a Miguel Delgado Estévez con una botella de whisky junto a Luís Adolfo Camacho “Pillopo” quizá hablando sobre el “Festival Musical Industrias Pampero” , más allá en otra mesa se encontraba la encantadora solista, ya retirada, Raíza Portillo.

Era una de aquellas noches, después de su reapertura, en la cual se daban cita, en la 5 de Julio, lo mejor y más selecto del gremio gaitero; se daba uno el lujo de ver en una sola noche a los mejores conjunto de la región. Esa vez también estaba presente el conjunto “Venezuela Habla Gaiteando” (VHG) quien contaba entre sus filas al joven Luís Ángel Aguirre y he aquí al punto donde quería llegar ya que para ese entonces regresaba a la actuación, a la vida gaitera con esa agrupación, el afamado “Látigo de la gaita” Germán Ávila. Su recibimiento fue tremendo, el público no escatimó aplausos y hasta llegaron a montarse arriba de las mesas cuando interpretó “La voz de la gaita”, eso fue algo apoteósico, de más de grandiosa la actuación del “Latigo”; nunca se me olvidará aquel momento.

Todo esto para concluir con la intensión de este artículo: esa es el tipo de gaita “que a mí me gusta”, la que le gusta a Albenis "el hijo de la goajira", la que le hace mover el antebrazo como si estuviese tocando charrasca, y la que ahora voy a presentarle, no en la voz de Germán Ávila, pero si por alguien que también sabe hacerlo muy, pero muy, bien.

Ahí la tenéis…


"LA VOZ DE LA GAITA"
(Gerardo Ardin)
II Festival Gaitero del Municipio San Francisco.




PD: Saludos para el vate Ramón Rincón, que no olvide la conversación que tuvimos, y un abrazo de oso palmero para los "muchachos" de RACOA,vieneeeee...

- La gaita tambora (12)

La gaita tambora, aquella del “negro” Nelson, la de chimbangles, la del requinto y el mayor, ha cambiado mucho en esto tiempos. Es natural, como son las cosas que van evolucionando (léase bien) y tomando nuevas formas hasta llegar al atrevimiento (si se puede llamar así) de transformar gaitas tradicionales de furro y tambora en tamboreras,; sin que esto signifique que estoy criticando el hecho o hablando mal del trabajo musical que han podido realizar los grupos que han cumplido ese cometido.

Si el trabajo es bien hecho y de buena calidad, bienvenido, no es malo innovar usando nuevas tecnologías de grabación y en algunos casos incorporar instrumentos de otros géneros musicales, más en el caso de las tamboreras que es un ritmo muy contagioso que invita a mover un pies.

Tal es el caso de aquella bellísima y siempre recordada gaita, de Abdénago Borjas, que “el parroquiano” Astolfo grabó con Gaiteros de Pillopo.

“MORROCOY” (gaita)
Autor: Abdénago Borjas “Neguito”
Canta: Astolfo Romero
Conjunto “Gaiteros de Pillopo”







“MORROCOY”
(tamborera)
Autor: Abdénago Borjas “Neguito”
Conjunto “Saladillo Show”




- Duelo













DIOS TE ACOJA EN SU SEN
O.

- Profesionales de la gaita


-->

Hace 24 años (1986) el talentoso gaitero Jack Pérez busca el concurso del vate Víctor Hugo Márquez, Edmundo Enrique Torres y Alberto León Urdaneta para crear una agrupación que llenara sus expectativas y para ello con la ayuda de José “Cheo” Fernández, Oswaldo García, Ender “Chicho” Cuba, Rubén Montilla, Irma Aguilar, Armando Vicuña, Américo Soto, Hernán Finol, Reyban Zapata, Luis López, Pedro Díaz, Arturo Garcés, Elías Barrios, Francisco Salazar, Alirio Cortés, David Sebriant, Helímenas Villalobos, Mario Hernández, Albertina Marín y Freddy Rodríguez, fundan el conjunto “Profesionales de la gaita”.



Esta agrupación presenta varios escollos en su camino y debe permanecer inactiva por siete temporadas consecutivas; para que en el 1998 con la ayuda de Reinaldo Cubillán puedan retomar el camino e incorporan a sus filas al afamado Enrique Gotera “El Fabuloso de la gaita”, además de Erbin Montes, Zamira Carrillo y Eduardo Rancel.

En la temporada 2000-2001 el grupo sufre de nuevo una transformación y bajo la mirada del empresario Carlos Gómez y con integrantes de la talla de Pedro Rosell, Richard Ferrer, Jhonny Campos, Huascar Pacheco, Cheo Fernández, entre otros, hacen una fusión, con la venia de Jack Perez, por supuesto, y conforman lo que se llamaría el Conjunto “Gosugaita”.

Es en el año 2002 cuando Luis Padrón toma la batuta para dirigir y darle un nuevo entusiasmo a la agrupación contando con la valiosa ayuda del artífice de este conjunto: Jack Perez , además de Richard Ferrer, José Añez, Robert Soto, Americo Soto, Juan Arias, Lorena Añez y un grupo de talentosos músicos como el afamado “general” Nerio Rios.

Desde ese momento han venido remontando la cuesta para colocarse entre uno de los conjuntos preferidos de los conocedores del genero gaitero. Muchos han sido sus éxitos a partir de entonces, entre ellos:

“Suministro que hay sequía”, la polémica gaita “Ocaso Rojo”, “La ancestral”, “El palomo”, “Las cosas viejas”, “Como no voy a cantarte”, “Su golpe viejo”, “La abuela”, “Déjenmela quieta”, “Virgen del Valle bendita”, “Mis dos parroquias” y muchísimas gaitas más.

Esta agrupación representa, para mí, otra de esas que me enorgullecen al colocarla en este Blog ya que ellos son fiel reflejo del folclor zuliano y ejecutan aquella gaita que, digo yo, sabe a patacón, a cepillao de la Rita, a mojito en coco, en fin… a gaita pura y verdadera, aquella en la que se deja escuchar el cuatro y furro con esa peculiar tradición zuliana; ese secreto que algunas agrupaciones no han querido entender.

En esta oportunidad les colocaré dos temas que son de mi infinito agrado, un primer video, correspondiente a aquel tema de José Marrero y Jack Pérez con el cual concursara en el año 1984 el conjunto “Estrellas del Zulia” en el Festival Musical Industrias Pampero “Una gaita para el Zulia” y un segundo video que, les confieso, no me canso de verlo y extasiarme con su música, ya que Freddy González le pone todo el sentimiento y la emoción que tiene el autentico gaitero para cantar esta gaita de ese gran compositor Ramón Rincón . Con decirles que me gustó tanto que la puse de Ring Tono en mi celular.




Ahí los tenéis…

“COMO NO VOY A CANTARTE”
Autor: José Marrero y Jack Pérez
Canta: Jack Pérez
Conjunto “Profesionales de la gaita


“DÉJENMELA QUIETA”
Autor: Ramón Rincón
Canta: Freddy González
Conjunto “profesionales de la gaita”



Basta de locuras
y de irreverencia,

la gaita es la esencia
con la tradición más pura…


¡Ramón Rincón, lo que componéis es verga...!




- Los Turpiales de Tamare

" Tamare anidó a Los Turpiales

Era el año de 1965 y desde hacía una década había sido fundada la urbanización Tamare por la empresa petrolera Creole, cuando se crea el conjunto gaitero Los Turpiales, como se les bautiza a su inicio.

Tamare, que estaba concebida expresamente para crear convivencia, pues se le organiza como un lugar residencial de puertas abiertas que da cabida al alojamiento no sólo los empleados de Creole, sino también a los particulares que deseasen construir casa propia, fue el sitio propicio para la unión de voluntades que dio lugar a esta agrupación, integrada entonces en su mayoría por estudiantes que en los ratos libres frecuentaban la plaza del sector Andrés Bello donde, además de entretenerse, compartían ideas, esperanzas y propósitos como es propio de la juventud.

Silfredo Meléndez plantó la semilla

Allí, en ese espacio, según cuentan algunos de los que fueron los integrantes del grupo, nace la idea de crear un conjunto gaitero. Aspiración que les surge del modelaje que les brindan agrupaciones prevalecientes, como Los Cardenales del Éxito, Colorama, Los Picapiedras, Las Estrellas del Zulia, Barrio Obrero y Los Compadres del Éxito.

Es específicamente Silfredo Meléndez, uno de los jóvenes de la época, quien reiteradamente manifiesta interés por la gaita y anhelo por formar una agrupación gaitera. Tenía Meléndez el aliciente de que ejecutaba el cuatro y su inquietud musical lo perfilaba como el compositor que hoy es.

Encaminado hacia ese objetivo, Meléndez plantó la semilla y estimula la conformación de equipo cuando comienza a ofrecerle lecciones del instrumento a Andrés Mill -llamado Nacho, como su padre- y Henry Pirela, quienes aprenden a tocarlo y luego se superan con la orientación añadida de otros cuatristas de Maracaibo.

Para que suene la gaita

Paralelamente, y solicitando colaboración económica aquí y allá, se adquieren tamboras, furros y charrascas, y empieza a fraguarse el grupo al que se había sumado como tamborero Humberto Soto, de quien es obligante mencionar que su apodo era “Satanás” para que así quienes lo conocieron hagan memoria y lo recuerden con nitidez, puesto que nunca se le conoció por su nombre de pila. A la tambora de Soto se suma la de Raúl Ágreda, el taciturno del grupo, pero dotado del oído musical que lo llevó a formar parte del grupo de música bailable Los Auténticos, entre de otros conjuntos.

A Los Turpiales de Tamare, así se le llamó luego y fue como mejor se le conoció, se agregaron Edgar Morrel, como furrero; Rubén Villanueva, maracas; Pastor Salazar, charrasquero, y los cantantes Oswaldo Álvarez Parra, dotado de una voz estentórea, y serenatero de inclinado gusto por las danzas zulianas; Luis Royett y Hernán Salazar, mejor conocido como “Nango”. Los dos últimos eran educadores al servicio de Creole. Por la relevancia que el hecho tiene merece indicarse que Pastor Salazar, heredero del señorío de su progenitor, fue hacia el final de los años 80 del siglo pasado gobernador del Estado Barinas, cargo con el que coronó su activismo político.

El primer larga duración

Conformado y entonado, el grupo empieza a probarse interpretando la gaita en las casas de familia de sus integrantes y en centros comerciales de la región. Después, hacia mediados de 1966, sus miembros se sienten listos para lanzarse como profesionales, pero les faltaba dinero y la definición del nombre oficial del grupo.

El recurso económico lo consiguieron mediante rifas y por medio de diligencias que efectuaron Hernán Salazar, Luis Royett y Carlos Morrel, padre, ante las empresas donde trabajaban. En esta gestión financiera igualmente participó Rodolfo “Chicho” Cardozo.

De ese modo acumularon la suma requerida para grabar un “long play”, mientras que el nombre surgió de una ocurrencia de Humberto Soto, quien en el desarrollo de un ensayo subió a un árbol, comenzó a silbar, gritó “soy un turpial” y se lanzó desde lo alto. Entre risas, alguien dijo ¡Llamemos al conjunto Los Turpiales! Y así se quedó hasta que después le agregaron “de Tamare” para otorgarle sentido de pertenencia y ubicación geográfica.

Para el momento de la grabación del primer larga duración, en 1966, además de los integrantes que se nombraron, se habían incorporado como cantantes Egleé Paz, la dama del grupo, Enrique Díaz y Hugo Morrel, quien del mismo modo era furrero. También se sumaron Carlos Morrel, hijo, compositor y tamborero; Santos Díaz, cuatro, y Domingo Sánchez, en la charrasca. Por otra parte, debido a obligaciones estudiantiles que les surgieron en otras localidades se produjo el retiro de Henry Pirela y Humberto Soto, quienes eventualmente se reintegraban como propios.

Ese disco, titulado “Gaitas con Los Turpiales de Tamare” (su portada ilustra esta información), constituyó un acontecimiento en la Costa Oriental del Lago y naturalmente en la urbanización petrolera, orgullosa de su agrupación y de ser su recinto.

Recuerdan los entrevistados que las composiciones Criollita y Zuliana, Plegaria Guajira, Lindo Maracaibo y Sabor Gaitero, constituyeron un verdadero éxito que los colmó de satisfacciones y les recompensó con creces el esfuerzo por hacer de Tamare un sitio para la referencia gaitera.

Fue una manera de decir que Tamare existía y estaba presente no sólo como lugar para la obtención de un mejor ambiente residencial, sino para el cultivo de la manifestación musical zuliana más popular. Los Turpiales de Tamare demostraban que había allí un nicho de pasión por la música zuliana decembrina.

Los Turpiales resurgen

Debido a la muerte trágica de Hernán Salazar, quien era el maestro, el guía, el amigo, el tutor del grupo, sus integrantes entristecidos se fueron alejando de los instrumentos. A esa adversidad se agregaron nuevas realidades de vida de cada uno de ellos, como las obligaciones profesionales y laborales, y la condición matrimonial que los enfocó en las responsabilidades de familia. Otros fallecimientos, los de Oswaldo Álvarez Parra, Humberto Soto y Raúl Ágreda, pusieron punto final a Los Turpiales de Tamare.

Sin embargo, Israel Marcano asegura esperanzado que el grupo está resurgiendo y comienza a ejecutar con la participación de los hijos de estos empeñosos gaiteros que hace 42 años añadieron un nombre al acetato y a la historia de la gaita zuliana profesional en la Costa Oriental del Lago.
"


Fuente: Israel Marcano(CONTEXTO de Manuel Bermúdez Romero)





"ABRÍ LA CASA MARÍA"
Autor: Carlos Vargas
Canta: Antonio Bravo
Conjunto " Los Turpiales de Tamare"
 

He aquí un pedazo de una décima que compuso Sigdio Cardozo y que reflejan el humor y chispa criolla de la gente de TAMARE:

Que tronco de bebezón
la que tienen en Tamare

por toditos los lugares

se ven botellas de ron

no tiene comparación

lo que allí bebe la gente

esos rajan aguardiente

con gran extremosidad

esos beben de verdad

y lo hacen diariamente...

A vaina pa' buena.

- Pa' mi gente de Cabimas

Era por el año 1968 cuando en Cabimas, el entonces furrero, Jesús Petit “Bocachico” junto a Rody Tigrera, Manolo Salazar, Nelson Suárez y Pedro Arteaga, entre otros, fundan el “Gran Coquivacoa”, una agrupación que a través de los años ha ido engrandeciendo la gaita zuliana, no solo en la Costa Oriental del Lago, sino en toda Venezuela.

Es el siguiente año 1969 cuando entra a formar su fila uno de los más grandes gaiteros y quien para ese entonces pasa a ser la voz líder de esa agrupación y de quien en otras oportunidades le he dado en este Blog su merecido homenaje y reconocimiento; se trata del Santo Negro de la Gaita, del Rey de la Tamborera, del Cantor de San Benito: Nelson Martínez.

Para mis amigos de Cabimas, Fayez Touma “El Sultan” y en especial para Gustavo Chapman traigo en esta oportunidad un tema que se escuchó mucho en la voz del mencionado cantautor.

“EL GRAN GAITÓN”
Autor: Nelson Martínez
Canta: Nelson Martínez
Conjunto “Gran Coquivacoa”






y como se que Gustavo debe estar “jochao” escuchando estas gaitas, que son “las que a él le gustan”, le pondré esta otra de ñapa.
Ahí la tenéis…

“REY GAITÓN”
Autor: Nelson Martínez
Canta: Nelson Martínez
Conjunto: “Gran Coquivacoa”



- Golpe añejo 2010



EN ESTAAA ESQUINAAAAA,
CON 14 PELEAS:
7 NOCK OUT,
2 MUERTOS Y
5 LOCOS…

(¡Que monguilla!)



Metido en la “pelea” nuevamente el buen amigo Alirio Peña con su “Golpe Añejo” de Cabimas; ya empezó su promoción repartiendo “golpe” por doquier.

Ya veo por allá a Fayez Touma “El Sultán de Cabimas”, de igual manera al pana Gustavo Shapman , a Rafael Rangel Trujillo de “Crónicas de Cabimas”, a “Bambaito”, a Lino Maneiro de Ciudad Ojeda, aupando en la esquina del cuadrilátero a esta excelente agrupación de la Costa Oriental del Lago.

Para ello traen entre los guantes un tema de Nicolás Meza y del propio Alirio Peña que oiremos a continuación.

“PERSONAJES ZULIANOS”
Autor: Nicolás Meza y Alirio Peña
Canta: Elvis Salgueiro
Conjunto “Golpe Añejo”




- Maragaita 25 Aniversario

En el 25 Aniversario de Maragaita(la filal de la gaita..., ¡que tiempos aquellos!) hago llegar hasta los seguidores de este Blog esta comunicación que la agrupación me envió, en la cual promueven su temporada 2010:

“En este año aniversario estaremos inaugurando la faena gaitera en una rueda de prensa que se efectuará este viernes 16 de julio, en el salón de usos múltiples del Ateneo de Punto Fijo, en la que haremos el lanzamiento nacional de la temporada 2010 desde Paraguaná, tierra de ensueños e importante destino turístico del Caribe, nuestra segunda casa, a la que debemos mucho durante este cuarto de siglo. El primer avance promocional es “Mi Paraguaná” un poema gaitero de Abner “El Papa” Meneses y José “Cheo” Gamboa, una inspiración que retrata perfectamente a la península de la amistad y hace una perfecta promoción al pujante desarrollo del turismo de esta zona, interpretada por Javier León y Carlos Méndez con la cadencia característica de Maragaita. Un tema que tiene todas las cualidades de convertirse en un clásico gaitero.”




Bueno, ya saben los fans de Maragaita, el viernes 16 en el Ateneo de Punto Fijo es la cosa; felicitaciones muchachos, “pa’lante es pa’allá”…ya saben que esta Página Web está a sus ordenes. Que mi Santo Negro y el manto de la China los proteja.




"LA ESENCIA"
Autor: Abdénago Borjas "Neguito"
Canta: Carlos Méndez
Conjunto "Maragaita"




-->
PD: Un saludo muy especial para el primo Cano y gracias, muchachos, por hacer de este su Blog gaitero. Quiero enviar, allá en Falcón, un "abrazo de oso palmero" a ese afamado músico, compositor y cantante, mi buen amigo el “negro” Rafael Rodríguez; de él también escribiré en este Blog, de su amor y tesón por la gaita zuliana.

- La gaita que a mi me gusta (15)

Su electrizante forma de actuar llama la atención y contagia con su alegría, es todo un espectáculo, es el folclor en su esencia, es tradición, es pueblo, es la gaita de furro y tambora, es “la gaita que a mí me gusta”.

El ferviente servidor e hijo de Santa Lucía, el que “se resbala en lo seco y se para en lo mojao”, el que nació en el empedrao, jardín de Santa Lucia, el hijo de Simón Romero y María Andrade, el de “la carroza de mi china”, “Santa Lucía, “Al Zulia doy”, “El buhonero” y otros tantos temas que siguen vigentes en mucho de nosotros.

Se trata nada más y nada menos que de Nelson Enrique Romero Andrade “El ayayero”, a quien tengo el placer de traer conjuntamente con su vástago para que representen el tema que hoy les traigo.

“LOS ESTUDIANTES “
Autor: Nelson Romero
Cantan: Nelson Romero y Nelson Romero Jr.
Conjunto “Alegres Gaiteros”








Nota:
He notado que en un sitio Web en especial se utilizan la mayoría de mis composiciones fotográficas sin dar ningún crédito al respecto, lo cual deberían hacer por simple y elemental cortesía; de todas maneras es bueno saber que este Blog está logrando el propósito de distribuir su erudición de la gaita zuliana en la Red. Sin embargo hay otras Páginas que si lo hacen y hasta colocan este Blog como Enlace; para ellos mi sincero agradecimiento por la deferencia y demás está decirles que pueden contar con mi aporte desinteresadamente, siempre y cuando vaya en pro del folclor zuliano.

- Don Armando Molero

Es notorio que este Blog es para resaltar la gaita zuliana y todo aquello que gire a su alrededor, teniendo, por supuesto, a ésta como eje principal; por tal motivo hoy traigo una figura representativa del folclor zuliano la cual ha sido una imagen muy influyente en muchos compositores de gaitas, aun cuando este no perteneció a grupo gaitero alguno pero su aporte a la danza, el bambuco, valses y contradanzas marcó un sendero lleno de bellas melodías y su armoniosa guitarra ha sido motivo de inspiración de hermosas composiciones gaiteras.

Me refiero a Don Armando Molero, llamado por muchos “El cantor de todos los tiempos”, aun cuando era conocido por sus más allegados amigos con el jocoso nombre de “El Tuqueque de la guitarra”.

Su lugar y fecha de nacimiento la tengo un poco imprecisa ya que algunas referencias dicen que nació en Maracaibo,específicamente en “El Milagro”, el 20 de enero de 1899; otros lo ubican por los lados de Los Puertos de Altagracia, Isla de Toas, Quisiro o El Moján y afirman que fue el 22 de noviembre de 1900.

Lo que si se tiene con certeza es la fecha de su muerte, el 05 de febrero de 1971 en la ciudad de Maracaibo, al parecer de un problema con las arterias.

Armando se caracterizaba por vestir, casi siempre, un traje blanco de lino, pantalón del mismo color y zapatos negros, por supuesto que acompañado siempre de su inseparable guitarra.

Tenía una forma muy particular de tocar la guitarra, lo cual lo hacía con bastante fuerza, lo que algunos músicos veían con desagrado y por lo cual criticaban de “ordinaria” su ejecución y daba origen que aquellos que lo adversaron dudan de la autoría de sus composiciones, para lo cual Armando, en tono molesto, expresaba: “Decíle que me lo vengan a decir en mi cara”.
Sin embargo ese toque particular que le daba a la guitarra ha sido motivo de inspiración para nuevas composiciones gaiteras en las cuales se hace alusión a “la guitarra de Molero”.

Era de suponer que un bardo de la característica de Armando Molero, debía ser un gran serenatero de la época, lo cual hizo que en una de esas andanzas conoció a Josefina del Rosario Leal, natural del barrio de El Empredao, con quien luego se casó y compartió el resto de su vida.

Josefina encantadora,
preciosa estrella crepuscular,

florecilla que en la aurora

suave perfume suele brindar…

manantial de riachuelo
que por el valle regando va,

sus rumores cantarinos

brindando al cielo

su majestad.


Entre su discografía se encuentran los siguientes temas:

Tu boca
Soberana

El cocotero

Lluvia

A tu onomástico

Destello de amor

El limonero

Maracaibo florido

Todo eléctrico

Feliz cumpleaños

El hijo ausente

El estudiante

La suegra

El beodo

El moñongo

Josefina

La reina

Una flor

Trigueña preciosa


De ellos escogí para colocar en esta Página una de mis preferidas, sin desmerecer a las demás:

“DESTELLO DE AMOR”
Armando Molero.



- Maracuchadas (09)

En artículos pasados les conté de la peculiar manera de hablar que tienen los maracuchos, al igual que otras partes del país, y les coloqué un Diccionario maracucho además de la gaita “acentos venezolanos” la cual expone los diferentes modismos de nuestro país.

Bueno en esta oportunidad traigo a “Maracuchadas” un tema del mismo nombre del año 1979, la cual describe esa manera especial de hablar del zuliano.

Aprovecho el momento para dar gracias al buen amigo Gustavo Chapman, allá en Cabimas, por la gentileza de facilitarme la grabación y por los comentarios emitidos en este Blog. GRACIAS Gustavo, nos seguimos viendo en el espejo.

A los nuevos seguidores le doy la más cordial bienvenida y sepan que este Blog es activo y participativo, de manera que pueden enviarme sus observaciones al correo aquí publicado.

Que calor

“MAS MARACUCHADAS”
Autor: Williams Atencio
Canta: Ricardo Aguirre Junior
Conjunto “La Montonera”




Malabarista