.

.
.

.- La verdad sea dicha



Estoy obligado a escribir este artículo que a continuación paso a comentar que he llamado “La verdad sea dicha”.

Se trata de un artículo anterior  publicado en marzo de este año 2016 y que trataba sobre el afamado himno del gaitero la “GREY ZULIANA”.

Es menester aclarar que esa investigación sobre los hechos que se dieron alrededor de la grabación de dicha gaita me llevo bastante tiempo. No fue fácil recabar la información ya que buscaba protagonistas, de los cuales no quedan casi ninguno, para poder dar credibilidad a lo que iba a contar.

Fue difícil pero a la final encontré a mi gran amigo Guillermo “Memo” Larreal quien me echó la mayor el cuento que en ese artículo expuse, más sin embargo me encontré con el obstáculo que él no podía darme información veraz respecto a la grabación del bajo ya que dicho instrumento se había grabado en Caracas.

De allí partió mi investigación para obtener información de cómo había llegado ese bajo allí y me encontré con diferentes versiones que voy a repetir en esta oportunidad:

Ahora bien sobre la grabación del bajo en la “Grey zuliana”, allí si es verdad que “torció la puerca el rabo”, como dicen por allí, ya que en mi búsqueda de la verdad sobre quien ejecutó el instrumento en esta gaita, me he encontrado increíblemente con diferentes versiones que les voy colocar a continuación:

1) Afirma Teresa de Aguirre, esposa del Monumental que: “fue el propio Aguirre quien grabó el bajo en la “Grey zuliana”, ya que él ejecutaba tanto el cuatro como el piano y también sabía tocar el bajo”.

2) Según Alves Aguirre: “Alexis Rubio, técnico de grabación de DISCOMODA  le sugirió a Ricardo Aguirre que metiera el bajo en la “Grey zuliana” y un músico del estudio grabó el instrumento”.

3) Contaba Humberto Rodríguez: “Recuerdo cuando Ricardo Aguirre se encontraba con Nerio Franco y le decía: “hermano… lo que pasa es que el Saladillo lo oigo muy flaco”… ”Qué estáis haciendo con mis Cardenales, modernizándolos de esa manera”… y Nerio le decía: “mételes un bajo pá que se oiga gordo”… y también le sugirió: “ve, el mellizo (el morocho Rangel)  que toca con el Trío Hambay acaba de comprar un baby bass… ¿por qué no habláis con él pá ver si quiere meterle el bajo por lo menos a una?”… y así fue como se le puso el bajo a la Grey Zuliana”.

4) Otra versión atribuida a Francis Blackman:

“La primera sospecha de agresión en ese sentido se produjo justamente con “La Grey Zuliana”, a la que se le agregó el bajo eléctrico según algunos, a espaldas de Ricardo Aguirre González, tema en la que el furro sonó como que si en vez de gaita, fuera un vals el que se ejecuta. Otra versión asegura que “El Monumental”, por presiones del sello, terminó dándole el visto bueno a la acción. El bajo lo tocó “el morocho” Rangel a instancia de Nerio Franco.”

5) Daniel Hernández (IMGRA) relata una historia que su abuelo Armando le contaba respecto a un compadre que tenía llamado Sideregts: 

“El siguiente relato forma parte de una anécdota donde el protagonista de esta historia,  era compadre del distinguido caballero Sr. Armando Hernández Hernández. Y quien en reiterados momentos de tertulia gaitera, hacía mención de este hecho histórico que con el transcurrir de los años se convirtió para muchos en un misterio sin resolver.      
Existen personajes que transitan por el mundo de las artes pasando cuasi desapercibido su trabajo sin embargo, a veces se presentan casos que para muchos representan un golpe de “suerte o casualidad” con una trascendencia tal, que a la larga se termina dando gracias a Dios por estar en el sitio y el momento indicado.
Es el caso de este caballero nacido en Maracaibo pero de descendencia europea,  con una característica muy propia del zuliano “la osadía” llevándola a cabo ante cualquier circunstancia. 
Peregrinó entre fiestas y parrandas maracaiberas lo que permitió conocer a mucha gente del medio donde se relacionaba, sus amigos lo llamaban por su apellido costumbre que prevalece aún en algunos sectores de la población.   
A pesar de ser un músico aficionado y no pertenecer directamente a un conjunto de gaitas, tuvo una participación que lo llevo a escribir su nombre en las páginas de la historia, ya que fue el responsable de grabar el bajo eléctrico en el himno de los gaiteros “la Grey Zuliana”.
Hoy pretendo homenajear su intervención al lado de los grandes, pues de manera imprevista se decidió agregar dicha instrumentación en el sitio, lo que generó hasta la fecha el desconocimiento del nombre del ejecutante en cuestión.
En la gaita hay muchas cosas escondidas que no han salido a la luz pública, espero poder seguir aportando en el desarrollo de la misma y el conocimiento de la verdad, pues como decía el gran poeta Aquiles Nazoa “Si quieren conocer la historia de los pueblos, busquen en los caminos de su música”.

6) En el ambiente gaitero de Caracas se llegó aseverar que fue Betulio Medina quien ejecutó el bajo, a pesar de pertenecer al grupo criollo “Alma Zuliana” y estaba empezando a formar parte, como bajista, de la alada bancada de Cardenales” donde ejercía como solista su hermano Moisés Medina. Esta versión es negada por el propio Betulio, ya que alega que en ese momento estando con “los pájaros rojos” el propio Pedro Suarez presionaba para que cumpliera compromisos solamente con dicha agrupación. 
  
7) Octavio Urdaneta, en sus programas radiales señalaba: “el bajo en la “Grey zuliana” se grabó en Caracas por el afamado compositor Manny Delgado, quien formaba parte del “staff” de músicos de DISCOMODA”.

Ahora bien, existe una octava hipótesis que, según mi criterio, creo que es la verdadera historia, ya que tiene coincidencias con lo dicho por Humberto Rodríguez “Mamaota” y por Francis Blackman y que forma parte de una narración que hiciese en al año 1988 (prometo escribir la entrevista completa en otro capítulo aparte, ya que contiene anécdotas muy interesantes) al destacado cuatrista, pianista y compositor, el maestro Nerio Franco (+).

He aquí un extracto de dicha entrevista:

8) " 1968- Yo vestido con el chaleco rojo de “Cardenales”, camisa blanca y pantalón negro y en el camino Ricardo me comentó que como estaba acostumbrado al sonido fuerte de las tamboras de “Cardenales” él había tenido que meter en la grabación del “Saladillo”, dos tamboras, dos furros, dos charrascas y dos cuatros: uno con Renato Aguirre y el otro con Leandro Soto y aun así lo notaba vacío…quiso que Nerio oyera para ver que se podía hacer allí… le puso la Grey Zuliana” y Nerio le dijo que si quería, “escondidito por allá” le podían meter un bajo en tiempo de  vals pasaje (3x4).
Estaban en el estudio Luis Benítez y Jesús Villalobos, y Ricardo preguntó quién podía hacer eso en Caracas y Nerio le sugirió a “Romerito”, el bajista de “Aldemaro Romero” y al “Mellizo Rangel”  cuyo nombre es Olegario, que era en esa fecha cantante de “Los Blancos” y estaba en Caracas tocando con su hermano en una fuente de soda.
Este último fue quién le colocó el bajo a la “Grey” pero el detalle de la tonalidad es que este instrumento no tenía trastes y él no lo conocía bien; por eso se nota el detalle de afinación en la grabación"

Esta versión me aclara muchas dudas y es muy precisa en su narración, por lo que, hasta que se me demuestre lo contario, me acojo a su veracidad y doy por aceptable el relato del siempre recordado maestro Nerio Franco (+).  

(Fin de la cita).

Lo descrito anteriormente fue lo que escribí en el mencionado artículo.

Hay otras particularidades que debo señalar y que también guardan relación con dicha investigación y es que antes de publicar el artículo, la búsqueda de la verdad me condujo a contactar al amigo, músico caraqueño, Alexis Bolívar, quien me manifestó que el tenía información que señalaban a Manny Delgado como el personaje que había grabado el bajo en la “Grey Zuliana”; lo que concordaba con la hipótesis número siete en la cual el Doctor Octavio Urdaneta manifestaba lo mismo.



Pactamos, en ese entonces, que él contactaría a Manny Delgado para hacerle un video donde este hiciese pública la aclaración de que si en verdad era el protagonista del hecho.

Por algunas razones valederas, el amigo Alexis Bolívar no había podido concretar la entrevista y grabación con el afamado músico, por lo que en vista que yo llevaba más de un año en esa investigación tomé la iniciativa de publicar el artículo con las referencias e hipótesis que ya tenía y concluí allí con la afirmación de que: hasta que se me demuestre lo contario”, me acojo a su veracidad y doy por aceptable el relato del siempre recordado maestro Nerio Franco.”, basado en lo relatado por Humberto “MamaotaRodríguez  y por el mismo Nerio en el año 1968.”

Ahora bien, estoy obligado a hacer esta aclaratoria en honor a la verdad que caracteriza a este Blog, para evitar confusiones en sus lectores y seguidores, ya que el pasado jueves 25 de este mes de agosto, veo en Facebook la ansiada entrevista que le hiciese mi amigo Alexis Bolívar a Manny Delgado, donde éste señala que él fue quien grabó el bajo en ese himno gaitero.

Debo significarle a Alexis que su publicación me causó mucho agrado y lo felicito por haber conseguido el objetivo de entrevistar a tan insigne músico, además que esto despeja la curiosidad que despertó en mí, como cultor de la gaita zuliana, en saber quién había sido el personaje que había hecho tal grabación.

Los que me conocen saben que siempre trato de llegar hasta lo último en mis investigaciones, ya que de ello depende mi credibilidad y la del Blog. Entre mis amigos “gaitólogos” saben que siempre busco alguien que haya sido protagonista o actor presencial para así quedar conforme conmigo mismo y con aquellos que visitan “La gaita del decano”.

En este caso tenemos un protagonista de esta interesante historia gaitera, en la cual llegó a concluir, como siempre, que hasta que se demuestre lo contrarioesta es la verdad narrada por alguien que merece todo mi respeto y credibilidad.

Por supuesto que no debo despedirme de ustedes sin colocar la comentada entrevista, que gracias a la edición y montaje de Alexis Bolívar podemos disfrutar.


ENTREVISTA A MANNY DELGADO

Bueno apreciados concurrentes a esta Bitácora gaitera con esto concluyo hasta una próxima entrega con más anécdotas como de costumbre.

Nos vemos en el espejo…                      

Jack, hermanito échame la bendición. 


>>> 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada